0

Si nos centramos en vivir nuestro presente sin juzgarlo, es el mejor momento para transformar toda esa energía en positivo y aprovechar el tiempo extra y la vitalidad que nos brinda la estación para darnos espacio, escucharnos y crear relaciones de calidad con nosotras mismas y con el resto de nuestro entorno.

09/22

IRAILA

La estación y el fuego

El verano es época de cosecha, por un lado y de sequía por otro; de recoger el fruto de lo sembrado, de días largos, de calor, de exigencias… Es el tiempo en que cambiamos nuestras rutinas y tendemos a estar más activas y más sociales y a vivirlo todo con mucha más intensidad.

El verano es fuego, símbolo de mayor energía y vitalidad, sobre todo al comienzo de la estación. Pero a medida en que los días avanzan, factores como las altas temperaturas o las expectativas no cumplidas pueden tornar ese fuego en algo más negativo y despertar en nosotras sentimientos de irritabilidad y enfado.

La cantidad de estímulos que recibimos a diario y esa pérdida de rutina puede hacer que perdamos también el norte, la concentración y nos desorientemos. Es probable que hayamos empezado la estación con grandes planes y propósitos que a lo mejor no estamos llevando a cabo; y es probable, también, que el espejismo y la comparación con la actividad de otras personas que nos llega, por ejemplo, a través de las redes sociales, nos nuble y nos haga sentir frustradas.

Transformarnos y

vivir la emoción

Disfrutaremos de dos prácticas de yoga:

La primera es una práctica de Vinyasa de 50 minutos guiada por Iraia Etxaniz. Con transiciones lentas y sentidas, Iraia nos invita a mantenernos presentes y a valernos de la propiedad transformadora del fuego para seguir creciendo.

La segunda es una meditación de 15 minutos que nos invita a vivir las emociones, especialmente las más "desagradables", dentro del espacio seguro que ofrece la práctica, con la intención de crear una relación saludable con ellas para aprender a evitar que las sensaciones nos abrumen en nuestro día a día.

Nuestra chimenea interna

Para hacernos con la energía que requiere el verano es necesario que alimentemos las llamas de nuestro fuego interior. La leña con la que alimentamos esa chimenea es la comida que nos llevamos a la boca; y al igual que la madera en mal estado no rinde igual de bien y puede conllevar que el fuego se extinga; los alimentos de peor calidad nos otorgan menos energía y peor salud.

Las vacaciones, los horarios trastocados y el aumento de nuestras relaciones sociales suelen implicar muchas más comidas fuera de casa, en comparación con el resto de meses del año, en las que los alimentos no siempre son de la mejor calidad.

En esta ocasión os proponemos una afari-merienda de picnic con alimentos de calidad y proximidad, denominador común en todos nuestros recetarios, para que podáis seguir disfrutando del tiempo al aire libre y de los vuestros sin que nuestro fuego interno se vea comprometido. Requiere algo más de planificación previa que una cena improvisada pero os aseguramos que merecerá la pena!

Siete días

El bundle trae 2 cuadernos. El primero de ellos ofrece 7 prácticas para realizar una al día a lo largo de 7 días. El segundo puedes utilizarlo a modo de diario para anotar las emociones o pensamientos que te despierten las diferentes prácticas. Algunas de ellas te invitarán a tomar papel y bolígrafo directamente. Con las otras serás tú quién decida si quieres dejar por escrito la emoción o el sentimiento que te haya podido despertar el realizarla.

Nuestra propuesta es repetir las 7 prácticas a lo largo de varias semanas y anotar todo lo que pase por tu cabeza. De esta forma, podrás analizar cómo cambia tu forma de pensar en función de tus emociones, del momento en que te encuentras dentro de tus ciclos naturales y de la evolución de tu propio ser.

CINCO EJERCICIOS Y DOS MANTRAS

La estación y el fuego

El verano es época de cosecha, por un lado y de sequía por otro; de recoger el fruto de lo sembrado, de días largos, de calor, de exigencias… Es el tiempo en que cambiamos nuestras rutinas y tendemos a estar más activas y más sociales y a vivirlo todo con mucha más intensidad.

El verano es fuego, símbolo de mayor energía y vitalidad, sobre todo al comienzo de la estación. Pero a medida en que los días avanzan, factores como las altas temperaturas o las expectativas no cumplidas pueden tornar ese fuego en algo más negativo y despertar en nosotras sentimientos de irritabilidad y enfado.

La cantidad de estímulos que recibimos a diario y esa pérdida de rutina puede hacer que perdamos también el norte, la concentración y nos desorientemos. Es probable que hayamos empezado la estación con grandes planes y propósitos que a lo mejor no estamos llevando a cabo; y es probable, también, que el espejismo y la comparación con la actividad de otras personas que nos llega, por ejemplo, a través de las redes sociales, nos nuble y nos haga sentir frustradas.

Siete días

El bundle trae 2 cuadernos. El primero de ellos ofrece 7 prácticas para realizar una al día a lo largo de 7 días. El segundo puedes utilizarlo a modo de diario para anotar las emociones o pensamientos que te despierten las diferentes prácticas. Algunas de ellas te invitarán a tomar papel y bolígrafo directamente. Con las otras serás tú quién decida si quieres dejar por escrito la emoción o el sentimiento que te haya podido despertar el realizarla.

Puedes repetir las 7 prácticas a lo largo de varias semanas, y observar si hay algo que cambia, si los patrones se repiten… El propio cuaderno te invitará a llevar a cabo alguna de las prácticas a diario, otras a lo mejor no te ves en la necesidad de repetirlas hasta pasado un tiempo. No hay una manera correcta de hacerlo, simplemente recurre a la práctica que te apetezca cuando te apetezca una vez finalizada la primera semana.

CINCO EJERCICIOS Y DOS MANTRAS

Jabón regenerador

Para el ritual de cuidado de la piel de esta estación, el jabón natural seleccionado es el regenerador (30g) de Lavándula cosmética. Es un jabón con propiedades astringentes, que favorece la regeneración celular y la formación de nuevos tejidos. Es muy recomendable para el tratamiento de pieles delicadas, inflamadas y secas, el estado en el que suele encontrarse muchas veces nuestra piel después de largos días de exposición al sol y al calor.

Es un jabón indicado tanto para el cuerpo como para la cara y, gracias a las propiedades hidratantes y regeneradoras de los aceites y mantecas utilizados tales como el aceite de Coco Bio, aceite de Girasol Bio, aceite de Almendra, Manteca de Cacao Bio y el aceite de Pepita de Uva, la piel queda cuidada e hidratada.

SUA - 02/04

41,00€

COVER RECETARIO

05,00€

SHOPPER BAG

20,00€

Una estación para la actividad,

pero también para descansar.
Para conectar con el exterior sin olvidarnos de la conexión con nosotras mismas.

Sutsua

Para darle el broche final y rematar del todo la experiencia, la caja está perfumada con SUTSUA de Gaua Perfumes. El cartón que lleva impregnado el perfume, contiene también una poesía escrita por Eli Diez, artesana y artista detrás de la marca. Eli nos invita a realizar un ejercicio olfativo: leer la poesía, oler el perfume y, cerrando los ojos, dejarnos guiar por lo que evoca. 

SUTSUA habla de hogueras de pétalos, de brotes de verano y de aromas olvidados. Nos deja el sabor de la miel en los labios y el calor del verano.