Es la mejor estación para la introspección, para conocernos y querernos. Para dejar partir lo que no deseamos y aprender a cuidar de lo importante de nuestras vidas.

11/22

AZAROA

La estación y el aire

El aire, tan invisible hasta ahora, de pronto cambia, se torna blanco y frío y trae consigo un aroma que creíamos haber olvidado. La oscuridad ha ganado las horas al día y el calor del hogar nos ofrece el refugio perfecto para frenar e ir hacia adentro. Es el momento de prepararnos para el invierno que vendrá y también para alejarnos del ruido de las pasadas estaciones y cobijarnos en el silencio y la quietud: para escucharnos y para escuchar también a nuestras personas más cercanas y cultivar, así, la compasión y el amor.

Azaroa es también el mes de las semillas. De la siembra de los primeros propósitos, los que tardan más en madurar y necesitan de los meses de frío para tomar forma y llegar con fuerza cuando vuelva la luz.

El aire, está estrechamente conectado con el corazón; y el otoño, ha sido desde siempre la época perfecta para estrechar vínculos y compartir y celebrar en familia: volver a casa para agradecer la cosecha, preservar los alimentos, reparar lo dañado y dejar ir lo que ya no necesitamos, al igual que los árboles se desprenden de sus hojas para dejar espacio para las nuevas que brotarán en primavera.

Entrar en el cuerpo, abrir el corazón y amar(nos)

Disfrutaremos de dos prácticas guiadas:

La primera es una práctica de Yin Yoga de algo más de 60 minutos guiada por Ana Areses que nos invita a abrir el corazón y a entrar en el cuerpo valiéndonos de las diferentes posturas, de la permanencia en ellas y la respiración.

La segunda es una meditación Metta o de amor incondicional de 20 minutos enfocada a conectar con el espacio del corazón y con la cualidad de amar a los demás y a nosotras mismas de forma compasiva y libre de expectativas y presiones.

La importancia de celebrar

Las ceremonias nos ayudan a concentrarnos en una forma de vivir más más despierta, más consciente del mundo; para acordarnos de recordar y para agradecer en cada momento lo que toca. Hoy en día la gran mayoría nuestras ceremonias se limitan a celebrar momentos de transición individuales y, por desgracia vamos perdiendo otras costumbres y celebraciones estacionales que ayudaban a estar más acordes con los ciclos naturales.

Las celebraciones de otoño, por lo general, reunían a la familia en torno a la mesa, ya fuera para trabajar en preservar los alimentos o para agradecer la abundacia en torno a una comida.

En esta ocasión os proponemos una cena al calor del hogar con alimentos de temporada (cereales, legumbres, frutos y hortalizas) y elaboraciones basadas en platos que han estado presentes en las celebraciones de nuestros antepasados.

Siete días

El bundle trae 2 cuadernos. El primero de ellos ofrece 7 prácticas para realizar una al día a lo largo de 7 días. El segundo puedes utilizarlo a modo de diario para anotar las emociones o pensamientos que te despierten las diferentes prácticas. Algunas de ellas te invitarán a tomar papel y bolígrafo directamente. Con las otras serás tú quién decida si quieres dejar por escrito la emoción o el sentimiento que te haya podido despertar el realizarla.

Nuestra propuesta es repetir las 7 prácticas a lo largo de varias semanas y anotar todo lo que pase por tu cabeza. De esta forma, podrás analizar cómo cambia tu forma de pensar en función de tus emociones, del momento en que te encuentras dentro de tus ciclos naturales y de la evolución de tu propio ser.

CINCO EJERCICIOS Y DOS MANTRAS

La estación y el aire

El aire, tan invisible hasta ahora, de pronto cambia, se torna blanco y frío y trae consigo un aroma que creíamos haber olvidado. La oscuridad ha ganado las horas al día y el calor del hogar nos ofrece el refugio perfecto para frenar e ir hacia adentro. Es el momento de prepararnos para el invierno que vendrá y también para alejarnos del ruido de las pasadas estaciones y cobijarnos en el silencio y la quietud: para escucharnos y para escuchar también a nuestras personas más cercanas y cultivar, así, la compasión y el amor.

El aire, está estrechamente conectado con el corazón; y el otoño, ha sido desde siempre la época perfecta para estrechar vínculos y compartir y celebrar en familia: volver a casa para agradecer la cosecha, preservar los alimentos, reparar lo dañado y dejar ir lo que ya no necesitamos, al igual que los árboles se desprenden de sus hojas para dejar espacio para las nuevas que brotarán en primavera.

Azaroa es también el mes de las semillas. De la siembra de los primeros propósitos, los que tardan más en madurar y necesitan de los meses de frío para tomar forma y llegar con fuerza cuando vuelva la luz.

Siete días

El primero de ellos ofrece 7 prácticas para realizar una al día a lo largo de 7 días. El segundo, el que está en blanco, puedes utilizarlo a modo de diario para anotar las emociones o pensamientos que te despierten las diferentes prácticas. Algunas de ellas te invitarán a tomar papel y bolígrafo directamente. Con las otras serás tú quién decida si quieres dejar por escrito la emoción o el sentimiento que te haya podido despertar el realizarla.

Puedes repetir las 7 prácticas a lo largo de varias semanas, y observar si hay algo que cambia, si los patrones se repiten… No hay una manera correcta de hacerlo, simplemente recurre a la práctica que te apetezca cuando te apetezca una vez finalizada la primera semana.

CINCO EJERCICIOS Y DOS MANTRAS

Jabón relajante

Para el ritual de cuidado de la piel de esta estación, el jabón natural seleccionado es el relajante (30g) de Lavándula cosmética. Calma tensiones, alivia el estrés y gracias a la propiedad antiséptica del aceita esencial de lavanda permite combatir problemas dérmicos como el acné y la psoriasis al activar el metabolismo celular y reconstruir la piel, calmando también las heridas. El aroma natural a Lavanda es fresco, limpio y floral, lo que te aportará tranquilidad y relax. Puedes utilizarlo en un largo baño en una tarde lluviosa, parar el tiempo y dedicártelo a ti.

Es un jabón indicado tanto para el cuerpo como para la cara y, gracias a las propiedades hidratantes y regeneradoras de los aceites y mantecas utilizados tales como el aceite de Coco Bio, aceite de Girasol Bio, aceite de Almendra, Manteca de Cacao Bio y el aceite de Pepita de Uva, la piel queda cuidada e hidratada.

HAIZEA - 03/04

41,00€

COVER RECETARIO

05,00€

SHOPPER BAG

20,00€

Una estación para el refugio, para distanciarnos del ruido, abrazar el hogar e ir hacia adentro. Un elemento que nos conecta con el corazón.

Hostoa

La caja está perfumada con HOSTOA de Gaua Perfumes. El cartón que lleva impregnado el perfume, contiene también una poesía escrita por Eli Diez, artesana y artista detrás de la marca. Eli nos invita a realizar un ejercicio olfativo: leer la poesía, oler el perfume y, cerrando los ojos, dejarnos guiar por lo que evoca.

HOSTOA habla de cambio de estación y de recogida. De introspección y de recibir lo que venga con las manos abiertas.